Retrato de Eddie Redmayne en acrílico sobre papel, utilizado para ilustrar de forma ficticia la portada de la revista La luna de Metrópoli.